martes, 24 de junio de 2014

Un día en mi vida

Un día en mi vida


El despertador suena a las 5:30 am, pero como siempre despierto cuando son las 6:30, una hora después de lo planeado, hay días en los que solamente quiero dormir y no despertar, pero no sé si ese deseo incluye un para siempre. El suéter con el que duermo no es mío, es de la única persona con la que me he identificado en toda mi vida, él dice que me ama y yo le creo.

Existen días en los que despertar me cuesta más trabajo, semanas en las que mi cuerpo se siente más pesado que de costumbre y mi rostro está cada vez más arrugado… me levanto como todos los días, siguiendo la misma rutina, levantarme y tocar el suelo con el pie derecho porque me han dicho que el izquierdo es de mala suerte, con los ojos medio abiertos sigo el camino de todas las mañanas y que me sé de  memoria, por suerte hoy no pisare algo desagradable... bajo el escalón que no tiene ninguna utilidad, simplemente entorpece y obstaculiza el camino que diseñe mentalmente, me siento en el retrete y espero… a los pocos minutos estoy mirándome en el espejo y hoy como otros días me da pereza lavarme el rostro, desearía poder volver a la cama, enrollarme con la manta y dormir hasta que anochezca de nuevo.

Mi corazón hoy está latiendo a ritmo lento, como todos los días, eso es bueno supongo, no es que quiera morir de un infarto. Tomo el peine y desenredo mi cabello, me es fácil desenredarlo porque es lacio solo me toma un par de minutos solucionar el problema, antes le dedicaba la mitad del día a cuidar de él, pero después de aquella noche, lo olvide. Tomo el rizador de pestañas, el delineador en gel, un poco de sombra café y un brillo para los labios, me pongo los vaqueros que alcanza mi mano primero, una blusa color gris como yo y mis zapatillas negras, ellas son de buena suerte. Me sujeto el cabello en una coleta alta, y ¡Al fin estoy lista!

El siguiente paso es tomar el sándwich que preparo mi madre para mí, mi hermano sale antes que yo me dice adiós, le deseo un buen día, beso a mi madre en la mejilla, ella se parece a mí, no tan alta, delgada, con unos pómulos de muñeca, su cabello es una melena rojiza y tiene unos ojos que la hacen parecer coreana, es muy hermosa, luego me voy.

Debo caminar a prisa porque es tarde son las 6:55 am la primera clase en la universidad es a las 7:00 am llegare tarde de nuevo, por suerte mi profesor es tan impuntual que siempre llego primero que él. Su clase es aburrida, solo habla y yo no lo escucho, su clase no me interesa… suena el timbre que anuncia el término de la primera clase ¡Aleluya! Son las 9:00 am y muero de hambre así que abro la bolsa de papel con el sándwich y una manzana y los devoro enseguida, las siguientes clases transcurren sin ninguna novedad, y digo ninguna novedad porque seguimos trabajando en el proyecto final en el que yo no puedo avanzar todavía, este semestre estoy teniendo problemas para concentrarme, pero, al parecer nadie lo nota.

Es hora de la salida y sé que ella me está esperando a fuera, hace tiempo que no hablo con ella, pero quiere saber cómo estoy, me he alejado de todos los que estuvieron ahí esa noche y no me ayudaron, desearía que él estuviera aquí, el me hace fuerte tan solo mirarme, me ayuda a sanar las heridas con solo besarme, él es el aire que respiro, si él hubiera estado ahí nada de esto habría pasado, mis ojos se llenan de lágrimas y me forzó a no llorar, estoy harta de llorar, desearía no sentir más dolor. Pero lamentablemente él ni siquiera me conocía cuando él me toco.

Cuando llego a la esquina, después de caminar por el largo pasillo que me lleva a la salida de la universidad, la veo ahí, vestida con sus lindos vaqueros y una blusa que no le tapa el abdomen, creo que olvidaron añadirle un poco de tela o quizás se les termino, aun así hicieron un buen trabajo. Es floreada y tiene a Frida Kahlo plasmada, odio esta nueva moda de Frida al estilo Hípster, Frida debería ser más respetada, era una mujer increíble, siempre ha sido mi ejemplo a seguir. Procuro sobre todo copiar su fortaleza para salir adelante.

Me saluda solo con un “hola” ya no me abraza como antes y es porque detesto que me toquen, solo él puede hacerlo, él me reconforta. 

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho... sobre todo que decidas añadir relatos también a tu blog completo.
    Bienvenida a esta nueva aventura! ;)
    Espero que te pases por mi canal de youtube: https://www.youtube.com/user/TheAurorixy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchísimas gracias por la bienvenida, claro que me paso por tu canal, un abrazo

      Eliminar

La comida favorita de mi blog son tus comentarios, ayúdame a alimentarlo.
Para tener un ambiente armonioso, sigue estos sencillos pasos:
-No hagas spam, si deseas que vea tu blog envíame un mail,
-Evita los spoilers, a los lectores y a mi nos molestan.
-No utilices palabras antisonantes y/o lenguaje grosero.
Ahora si, puedes comentar lo que quieras o preguntar cualquier cosa, te responderé lo mas rápido posible.